InicioTodos los temasContenidosPalabras de transición: método de uso para copywriters

Palabras de transición: método de uso para copywriters

Claves para ordenar las ideas en la redacción web

Palabras de transición: método de uso

¿Te has preguntado alguna vez cómo ordenar las ideas para crear un texto más claro, fluido y persuasivo? ¿Cómo conectar unas ideas con otras? Las palabras de transición son tus grandes aliadas en copywriting y redacción para la web, pero no basta con elegirlas aleatoriamente. En este post te ofrecemos un método que te ayudará a utilizarlas bien, construyendo un sólido hilo argumentativo.

En la entrada Lista de palabras de transición para copywriters y bloggers ya explicamos qué son las palabras de transición y por qué son importantes, además de incluir una larga lista de esas palabras ordenada por relaciones lógicas. Aquí te hablaremos de cómo utilizarlas adecuadamente, siguiendo un método asimismo lógico.

Palabras de transición al servicio del redactor y del lector

A menudo, las palabras de transición se tratan desde la perspectiva del SEO, pero su transcendencia no acaba ahí. El redactor necesita las palabras de transición para construir el discurso. El lector se apoya en ellas para navegar por el texto y acercarse más rápidamente a la información que busca.

Como el lenguaje está en el origen del pensamiento y ayuda a ordenarlo, necesitamos conocer bien los recursos del idioma para formular y defender nuestras ideas. En el proceso de escritura hay dos cuestiones clave que todo redactor debería plantearse:

  • Cuál va a ser la estructura del discurso, es decir, las partes en que se divide el texto, ya sea un post, un guion de un vídeo o pódcast, una página, un artículo o incluso un libro.
  • Qué línea o estructura argumentativa vamos a mantener: qué argumentos y razonamientos esgrimimos para defender nuestra tesis.

La primera cuestión nos lleva a establecer un esquema general de las partes de nuestro texto. La segunda es el quid del discurso y requiere elaborar un guion detallado de las ideas y los argumentos que vamos a exponer. Las palabras de transición tienen mucho que ver con las relaciones lógicas y, por lo tanto, con este segundo punto.

Así pues, en la redacción profesional es preciso estructurar las ideas y ordenar el discurso. Se necesita un método.

Método para ordenar el discurso con palabras de transición

Si escribes un blog, eres copywriter o te dedicas a la redacción SEO, escribes principalmente textos argumentativos. Es decir, textos que tratan de exponer una idea (tesis) y de persuadir y convencer con argumentos.

Por ello necesitas estrategias que te ayuden a estructurar las ideas con un orden lógico y una disposición clara. Las palabras de transición o conectores discursivos te ayudan a mantener un hilo argumentativo a lo largo del texto.

Además, los conectores discursivos bien utilizados mejoran el SEO, pues ayudan a las herramientas de indexación a procesar el contenido.

Pero ¿cómo empezar a escribir? ¿Qué palabras debemos escoger?

Estructura del discurso

En primer lugar, debemos pensar la estructura general del discurso, esto es, las grandes partes en que se va a subdividir. Esa estructura será el armazón de tu texto y te ayudará a escribir más rápidamente.

La estructura de tu entrada de blog o tu texto para la web consta de cuatro partes principales:

  • Título, que puede ir seguido de un subtítulo y, en algunos casos, de una entradilla o resumen.
  • Introducción: Párrafo o párrafos donde se enuncia la idea principal o tesis, que deberá captar la atención del público y contener las palabras clave elegidas con fines de SEO.
  • Cuerpo argumentativo: Es el núcleo del texto y la parte más extensa. Aquí se exponen los argumentos, contraargumentos, explicaciones, ejemplos, opiniones y mucho más. Si es largo, debe subdividirse en secciones o apartados, cada uno de ellos con su propio título.
  • Conclusiones: Aquí se recapitulan las ideas expuestas, la tesis defendida, se formulan sugerencias y se invita al lector a reaccionar de alguna manera.

Este esquema es aplicable prácticamente a cualquier texto en el que quieras exponer tus ideas y convencer a alguien de algo.

Palabras de transición, estructura del discurso
Estructura del discurso argumentativo. © TEXTINNOVA

Como probablemente deducirás, las palabras de transición sobre todo se utilizan en el cuerpo argumentativo y en la conclusión. Vamos a ver cómo se estructura el hilo de los argumentos.

El lenguaje está en el origen del pensamiento y ayuda a ordenarlo

Plan de estructura argumentativa

En segundo lugar, conviene esbozar un guion o plan de estructura argumentativa antes de empezar a escribir. Las relaciones lógicas son los elementos que vertebran ese plan. Y, como veremos más adelante, las palabras de transición ayudan a expresar esas relaciones lógicas.

La línea argumentativa puede variar bastante de un texto a otro, y es ahí donde el redactor despliega buena parte de su creatividad.

En general, la estructura argumentativa puede estar compuesta de los elementos que se describen con ejemplos en la tabla 1.

Tabla 1. Estructura argumentativa

ElementoDescripciónEjemplo
TesisIdea principalLa peor web del mundo es la que no renueva su contenido
Argumentos fácticosEstadísticas, investigaciones, análisisTres de cada cuatro negocios online no superan los tres años de vida
Argumentos de autoridadAutores y fuentes que avalan el argumentoLos expertos en comercio electrónico subrayan la importancia de ofrecer buen contenido a los usuarios
Argumentos racionalesDeducciones e inferenciasComo es lógico, no todo negocio dispone de recursos para invertir en marketing de contenidos
EjemplificaciónEjemplos que sustentan la tesisPor ejemplo, un pequeño estudio de diseño no puede dedicar tiempo a contar en la web sus principales proyectos
ContraargumentaciónPosiciones de signo contrario a la tesisAlgunas empresas optan por los métodos tradicionales de marketing sin presencia en internet
RefutaciónElementos que rebaten la contraargumentaciónEsas empresas tienen dificultades para construir su marca
Explicación, aclaración o precisiónAclaraciones conceptualesDicho sin rodeos, si no hablas de ti en tu web, pierdes oportunidades de negocio
Opinión propiaPosicionamiento personal con respecto a un temaA mi modo de ver, renunciar al espacio online es un error grave
HipótesisPredicciones, posibles explicaciones que no son hechos fehacientesTal vez no cuidas tu web porque no sabes cómo crear contenido de calidad
Ideas complementariasReferencia a temas tangenciales conexosPor cierto, ¿dejas sin pintar las paredes de tu casa por no saber usar la brocha gorda?
ComparacionesContraste, similitud, ventajas e inconvenientesDel mismo modo, puedes recurrir a servicios externos de creación de contenidos
Consecuencias, efectos, causas y finesResultados lógicos del razonamiento; demostración y finalidad de la tesisAsí que la solución está en tu mano
DigresiónParéntesis para hablar de algo tangencialDicho sea de paso, para los usuarios es un alivio encontrar contenido útil y original en internet
RecapitulaciónSíntesis de las principales ideas expuestasEn resumen, cuidar los contenidos de la web es imprescindible para sobrevivir como negocio
ConclusiónRecordatorio de la tesis, formulación de propuestas, llamada a la acciónNo dejes tu web estancada. Necesitas un servicio de asesores que creen contenido para ti. ¿Hablamos?
Palabras de transición, estructura argumentativa
Estructura argumentativa de un texto. © TEXTINNOVA

¿Hay que incluirlo todo?

No, el plan de estructura argumentativa para un determinado texto no necesariamente contendrá todos los tipos de elementos. De hecho, algunas entradas de blog pueden requerir apenas dos o tres de los elementos anteriores.

En todo caso, es importante dedicar tiempo a pensar bien ese esquema, que variará según el tema elegido y el enfoque que queramos darle. Una vez esbozada la línea argumentativa, podemos empezar a escribir. Ahí es donde intervienen las palabras de transición.

Relaciones lógicas y palabras de transición

Tras haber ordenado el discurso y el plan argumentativo, llega el momento de redactar. ¿Cómo elegir ahora las palabras de transición? Te resultará sencillo si sigues el esquema de la tabla 2.

Encontrarás muchos más ejemplos de palabras de transición en nuestra lista de palabras de transición para copywriters y bloggers, que también está estructurada por relaciones lógicas.

A grandes rasgos, es suficiente con relacionar cada parte del texto con cada elemento de la línea argumentativa (relación lógica), eligiendo los conectores que aparecen en la columna 3.

Tabla 2. Partes del discurso, relaciones lógicas y palabras de transición

Parte del textoRelación lógicaConectores o palabras de transición
Título, subtítuloTema del texto(SIN CONECTORES)
IntroducciónEnunciación de la tesis
Cuerpo argumentativoOrdenación del discursoa continuación, en primer lugar, para empezar…
Introducción de una ideacon respecto a, a su vez, en relación con…
Introducción de argumentos fácticosen efecto, habida cuenta de, por lo visto…
Introducción de argumentos autoridadcon arreglo a, de conformidad con…
Introducción de argumentos racionalesa juzgar por, como es lógico, desde luego…
Ejemplificaciónpor ejemplo, en concreto, así…
Contraargumentaciónal contrario, no obstante, frente a ello…
Refutacióna menos que, a pesar de ello, de todos modos
Explicación, aclaración o precisióna decir verdad, dicho de otro modo, en el fondo…
Opinión propiaa mi entender, en mi opinión, desde mi punto de vista
Enunciación de hipótesisa lo mejor, quizá, acaso…
Adición de nuevos temas o ideasen otro orden de cosas, cuestión aparte, por otro lado…
Comparacionesa diferencia de, en contraste con, del mismo modo…
Consecuencias, efectos, causas y finesen consecuencia, con tal motivo, así pues, por eso…
Apoyo argumentativo, digresióndicho sea de paso, por cierto, así las cosas…
ConclusionesRecapitulación
Conclusión
en definitiva, en síntesis…
en conclusión, por último…

Cómo elegir las palabras de transición: frecuencia de uso

A medida que se desarrolla el cuerpo argumentativo, podemos recurrir a las distintas palabras de transición que se resumen en la tabla 2. Es conveniente introducir variedad, ejercitarse en el uso de distintos conectores, incluso los que no son habituales en nuestro discurso.

En cuanto a la frecuencia de uso, te recomendamos que añadas palabras de transición a una de cada dos o tres frases. Si pones conectores en todas, resulta forzado y excesivo. Por supuesto, no existe una receta única. Algunos textos funcionan muy bien con un menor número de conectores.

La elección de las palabras de transición se basará en criterios semánticos. Es decir, según la relación lógica existente entre dos frases, elegiremos los conectores que mejor se adecuen.

Así, si queremos expresar una opinión propia, empezaremos la frase correspondiente con una expresión del tipo “desde mi punto de vista”. Para añadir una explicación o reformulación, podremos decir “en otras palabras”. Y, del mismo modo, podríamos refutar un contraargumento con la expresión “aunque así fuera”.

A modo de apoyo argumentativo se pueden utilizar también ciertas palabras que nos ayudan a continuar un razonamiento: “por cierto”, “así las cosas”, “en ese sentido” y muchas otras. A veces ese apoyo da lugar a una digresión, esto es, la presentación de una idea conexa, pero distinta del tema principal.

Posición del conector en la frase

La mayor parte de los conectores ocupan la posición inicial de la frase, pero no siempre es así. También pueden aparecer en posición final y en el medio de la frase. Así ocurre en los siguientes ejemplos:

  • No olvidemos que es una pareja de modernos políticamente correctos, incluso feministas, los dos, por supuesto. (Begoña Ameztoy1)
  • De los centenares de versos que escribí en una lejanísima juventud fervorosa y alienada, éstos forman parte de los pocos que no reniego. Y no hablo desde un punto de vista literario, claro está. (Jorge Semprún2)
  • Simpson, desde luego, afirmaba explícitamente que así era, según su interpretación del registro fósil. (Juan Luis Arsuaga3)

Las palabras de transición que pueden utilizarse en el medio de la frase sirven, entre otras cosas, para hacer una pausa en una frase larga, lo que mejora la eufonía.

Conclusión

En definitiva, escribir es mucho más que colocar una palabra detrás de otra según se nos vienen a la cabeza. Cuando se trata de textos argumentativos, como los posts de un blog, la redacción web o el copywriting, antes de escribir hay que pensar dos cosas:

  • Una estructura general del discurso: las partes en las que se va a subdividir el texto.
  • La línea o estructura argumentativa que vamos a seguir.

Este post te ayudará en esos dos procesos, pues te aporta un método para ordenar las ideas en estructura sólida y convincente. Además, te damos claves para elegir las palabras de transición, de modo que tu texto casi se escriba solo.

Si el método no te resulta claro o te queda alguna duda, escríbenos un comentario y trataremos de ayudarte.

  1. Begoña Ameztoy, Escuela de mujeres, 2001. Consultado en el Banco de datos (CREA). Corpus de referencia del español actual; 08/10/2022 ↩︎
  2. Jorge Semprún, Autobiografía de Federico Sánchez, 1977. Consultado en el Banco de datos (CREA). Corpus de referencia del español actual; 08/10/2022. ↩︎
  3. Juan Luis Arsuaga, Antropología, 2001. Consultado en el Banco de datos (CREA). Corpus de referencia del español actual; 08/10/2022. ↩︎

© Marta Pino Moreno. Reservados todos los derechos
Ilustraciones: María Rodríguez López © TEXTINNOVA GLOBAL CONTENT SLU
Código de registro: 2210212420307
Fecha de registro: 21-oct-2022 12:40 UTC
URL información pública

Marta Pino Moreno
Marta Pino Morenohttps://martapino.com
Marta Pino Moreno es lingüista y traductora editorial. Tras comenzar su trayectoria profesional como investigadora de lingüística de corpus en la Universidad de Lovaina (Bélgica), se trasladó a Madrid para trabajar en la Real Academia Española, donde contribuyó a desarrollar el proyecto de corpus lingüísticos en el Departamento de Lexicografía. Posteriormente obtuvo el título de Doctora Europea en Filología Hispánica, en la especialidad de lingüística, y orientó su actividad hacia el mundo de la traducción académica y editorial. En Barcelona impartió clases en la Universitat Pompeu Fabra. Traduce y edita numerosas publicaciones del sistema de Naciones Unidas en Ginebra. Ha publicado más de un centenar de traducciones de ensayo, narrativa y poesía. En 2020 fundó la empresa textinnova y actualmente coordina su equipo editorial.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ARTÍCULOS RECIENTES

Contenidos corporativos: qué son y cómo crearlos

Los contenidos corporativos funcionan como una potente herramienta de marketing dentro de la estrategia de comunicación. Estos pueden elaborarse en diferentes formatos y difundirse a través de diversos canales y plataformas, en función de los objetivos de la marca. A lo largo de este post te hablamos de los materiales corporativos y de cómo debes estructurarlos de una manera efectiva para optimizarlos al máximo.

Creador digital: factor clave para tus contenidos

El creador digital se ha vuelto una figura imprescindible en nuestra sociedad. En la era de la digitalización, toda empresa quiere, o necesita, tener presencia en la red. La falta de tiempo, o medios internos, puede suponer un problema, que se soluciona fácilmente delegando esta labor en un creador de contenidos externo. Pero ¿qué características debe tener el creativo al que confíes esta tarea? ¡Descúbrelo en esta entrada!

Experiencia de usuario (UX): cómo mejorar tus contenidos

De la experiencia de usuario dependerá que los internautas sigan navegando por tu web, o quieran volver a utilizarla. Por eso, es esencial que ofrezcas una UX óptima, a la altura de tus contenidos. Para lograrlo debes cuidar ciertos aspectos, como la usabilidad, el diseño, la accesibilidad y el rendimiento de tu página. ¡Aprende a mejorarlos!

Imágenes web: aprende a seleccionarlas

Las imágenes web que utilizamos para ilustrar o acompañar nuestros contenidos reflejan la personalidad y los valores de nuestra marca. A su vez, aumentan el atractivo de la página, mejorando así la experiencia de usuario. Por eso es esencial elegirlas cuidadosamente, dedicando tiempo a su búsqueda y evitando ciertos errores. ¡Te enseñamos cómo hacerlo!